Carmen tiene hoy 46 años y trabaja como dama de compañía en valencia

En su pasado fue institutriz, y casi sin darse cuenta pasó de educar a  niños a atender hombres de negocios solitarios y así  ganó dinero ofreciendo sus  servicio como  escort y cortesana.

Aquí nos cuenta sobre su vida, el sexo y la prostitución.

-Estoy en valencia, nos encontramos en Gandia . En un restaurante de moda. Lo sé, estos sitios son frecuentados por muchos empresarios ricos con sus hermosas mujeres en verano.

Hoy me han contratado para una noche entera como servicio de acompañante …la noche incluida. Hay 600 euros. Menos los honorarios de la agencia, que son el  50 por ciento,  me quedarán libres por unas doce horas de trabajo, 300 euros.

Acompaño los hombres los fines de semana, en ferias y viajes de negocios y, a veces incluso en vacaciones.

 Ya sea como un compañera de viaje, de negocios o amante. Aunque está claro que yo decido si tengo relaciones sexuales con ellos. Nadie me obliga a prostituirme , pero la mayoría de los clientes esperan tener contacto físico.  Soy su puta durante las horas que me contratan, con un servicio pactado.

Era una mezcla de aburrimiento y curiosidad, que me impulsó hace casi cuatro años, a investigar y  buscar en Internet agencias de acompañantes. casas de relax masajes eroticos.

Fue en una de esas noches en que la lluvia te quita las ganas de ir por la calle, aunque quedarte en casa te aburra mas de lo que esperas. Mi hija estaba fuera.

Hoy me doy cuenta que estaba abierta a nuevas experiencias. Quería saber qué tenía que ofrecer mi vida, y sí, necesitaba dinero. Decidi convertirme en cortesanas es para mi algo que cambio mi vida.

Hacia siete años que estaba divorciada. No he estado en pareja desde entonces. Tenía una u otra relación esporádica en valencia pero corta. Si duraba mas de un mes me ponía de los nervios. ¿Por qué? No se. Algo había cambiado en mí desde el divorcio. Me gustan los hombres, pero tal vez es que  soy de las que quieren sólo una vez en la vida.

Acabo de pensar si mi cita, nos encontraremos en una hora, sabrá besar. Y como tendrá las manos? Aprecio las manos bien cuidadas, las buenas costumbres y aplomo. Si él no sabe besar, entonces me tocará enseñarle – como lo he hecho con algunos hombres.

Al principio me preguntaba cómo muchos hombres en españa no saben besar bien. Parece como si ellos abrieran la boca, a la espera de lo que sucederá. La otra variedad de malos besadores  son los que giran su lengua en mi boca sin sensibilidad, como un ventilador. Entonces me pregunto, si así lo hacen con sus esposas ya se porque tienen que buscar una puta también. Pero no lo veo como un problema en mi caso, sino como un reto erótico.

Los hombres quieren hablar

Muy a menudo, o  casi siempre, los caballeros necesitan hablar. Sobre su trabajo, sus colegas, que sucede en su despacho, con sus socios comerciales. Sin embargo, la mayoría de ellos se ponen a hablar de sus esposas o novias. Acerca de su frialdad en la cama, de su mal humor y descontento, de una vida que pintan ingrata. Entonces escucho simplemente…solamente. Se necesita ser buena cortesana para escuchar, y dar la sensación de que una es todo oídos – sin duda es uno de los requisitos básicos para esta profesión de escort.

Para este trabajo tienes que tener algo. La agencia espera una personalidad segura, sofisticada y culta. Y hay algunas expresiones que definen la aptitud e imagen que se debe dar una escort de lujo en españa: “estar abierta a la aventura.” Sobre el sexo nunca se habla directamente con los clientes”. Eso sería no cuidar el nivel que debe estar a la altura del cliente. Una debe tener una apariencia limpia y tener una buena educación general. También se requieren habilidades; Yo misma hablo aceptablemente inglés y francés.

Después de la entrevista en la agencia, se toman fotografías, incluyendo en ropa interior. nada de desnudos ni pornografía, erotismo de nivel es lo buscado por los caballeros exquisitos . Rellenas un cuestionario con tus intereses, datos personales, algunos, y tus medidas. No siempre buscan modelos, y sí aceptan mujeres normales. Yo mismo mido 168 cm de alto, tall 38/40, ojos azules, pelo hasta los hombros. La edad mínima es de 21 años; hasta…en realidad no hay límites. En mi agencia las damas escort  pueden llegar a tener hasta 50 años.

Acompañé a un atleta

Cuatro días después de la entrevista, tuve mi primer trabajo como acompañante. Durante 24 horas. Acompañé a un atleta de fama internacional. No se puede y no voy a decir quien.

Yo estaba muy excitada por mi primera vez. Conocer hombres que reservan un servicio de acompañantes no es lo mismo que conocer hombres de normal, ni siquiera en citas a ciegas.

Resultó, con el tiempo me di cuenta, que los clientes mismos te ayudan a superar tus incertidumbres. Y en esto son realmente experimentados. Como institutriz aprendí cómo tratar a los niños, y esto me ayuda en el trato con los hombres. Puesto que hay similitudes sorprendentes. Se trata siempre de la misma cosa: toda la atención y aprecio.

Los hombres que contratan nuestros servicios como putas, provienen de todas las áreas, pero no me importa. No clasificaría. Lo principal es que estoy haciendo bien mi trabajo, y los clientes están satisfechos. Y me recomiendan más. Que los clientes repitan es lo mejor que te puede pasar. Comienzas a tener mas confianza en él y él en ti, y todo se  hace menos estresante.

Yo trabajo en toda valencia y toda la comunidad valenciana, y viajo por toda españa si lo requiere el contrato. Yo ya he estado en Milán, Ginebra,  Mallorca, Barcelona, Copenhague, un fin de semana en Nueva York, etc.

Mi hija no sabe cómo me gano dinero. Nadie lo sabe. La discreción es vital en este club de cortesanas.

Hoy tengo que decir: Fue una verdadera vida de la jet-set en mis primeros dos años como dama de compañía. Todo es nuevo y emocionante; Nunca antes habia ganado tanto dinero ni vivido en círculos, que sólo conocía de revistas. Ahora ya con 46 años entiendo que no puedo dedicarme a este  trabajo para siempre. Y tampoco quiero. Después de cuatro años, la magia de la novedad se ha ido. Además ha pasado algo. Creo que estoy enamorada. No, no de un cliente, Dios no lo quiera! Lo conocí en una fiesta en un club hace casi dos meses. Al principio era sólo un flirteo, nada serio. Pero de alguna manera se las arregló para tocar mi corazón. Lo siento. No podría involucrarme con mis clientes de esa manera. Cuando estoy con ellos ya me aburren con sus historias. Y si tengo relaciones sexuales con ellos, de tolerarlo se ha transformado en no soportarlo. Se trata sólo de cansancio? O tal vez mi mala conciencia?

Ya es hora de que me re-ordenar mis prioridades. Esto también significa que escucho a mi corazón con mayor precisión. No he hecho más que decir: desde mi divorcio. Estaba herida, decepcionada. Y tuve que luchar para que a mi hija y a mi misma no nos faltara nada. Quién sabe, quizás este trabajo será la última noche. O tal vez no. No puedo decir si se trata de amor, lo que siento por Robert. Me aleja emocionalmente de esta profesión como escort de agencia. Las mujeres que dicen que esto no es así, mienten.

Es siete y media. Ahora tengo que irme. ¿Dónde está mi lápiz de labios?

Dejar respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.